Thursday, November 13, 2008

Si Mi Pelo Azul y Mi Piel Dorada...

Y que les ganamos a los pinches Tecos!!! Había tres pelados de su lado... si no van ni a su estadio acá bueno...

Y sí... estaba en el baño en el primer gol. Ya mis cuates del palomar me gritan a cada rato que me vaya al baño pa que anoten los Pumas. NO está chido.

Y como soy tan buena fans, me pinté el pelo de azul.

Fui el miércoles a pintármelo. Realmente la idea era traer la cabeza azul y oro, pero luego el oro se hace amarillo y parecemos hinchas de equipuchos que odiamos (putospolloscoffcoff) y no está padre. Así que me pinté de rojo y todo lo de arriba de azul.

Obviamente para que te pongan ese tinte y que quede azul y no un Pantone desconocido, te tienen que decolorar. Así que mi queridísima estilista de hace años que es la que me ha hecho cualquier cantidad de tarugadas en la chompeta me decoloró mientras me pintaba lo demás de rojo. Después viene el azul.

Ya que acaba de decolorarme y le dice a su asistonto (asispendejo será, ese guey es maliiiiiisimo) tráeme el tinte azul. Va el baboso y regresa sin el tinte. "ayyyy Yadis, es que ya no hay". No mames. Cómo que no hay? Pues cuánto azul pueden usar realmente? Así que la solución de Yadirita fue platinarme y que regresara yo después a que me pusieran el azul. Ella estaba realmente convencida que me iba a quedar de plata y rojo. Y no me molestó pero después de mucho pensarlo, parecía más hincha de River, Chivas, Neza o Necaxa que de Pumas y Boca, y eso no me parece en lo más mínimo. Además como traía rojo se veía rosita y más que pelo parecía pelona.

Pendejamente no tomé foto y la única que tengo no se alcanza a percibir bien pero aquí está...



Me sentía Titania, pero sin lo buenota y sin ser mutante absorbepoderes. El sábado en la tarde finalmente fui a que me pusieran el azul porque si el domingo me presentaba así al estadio seguro me iban a masacrar. Y como antes ya me había pintado el pelo, con este tinte ps ya me empezó a arder la chompeta. Y claro, me lo puso el ayudantito. Me lo quita y... no agarró el color. El guey lo puso tan mal que me quedó igual de transparente el pinche pelo. Le digo a Yadira y me vuelven a poner ese y aparte me ponen más rojo. No mamar, sentía que me sangraba el craneo. Pero finalmente después de tres horas de suplicio me quedó azul Puma.

Así que en el partido ya no parecía ni Chiva ni River. Y ganamos. Tres cero. Goliza de segundo tiempo excelso. CÓMO NO TE VOY A QUERER!!!



Changoleón vive y es todo un idolo en el Palomar...



Festejando los golazos...





La familia Puma

5 comments:

Darth Tater said...

A ver, no entendí, ¿a poco pa' que el pelo te quede azul tienen que decolorártelo primero? ¿no pinta el azul directo aunque sea un azul pitufo? ¿y por qué el rojo? ¿no era más fácil azul y negro? ¿y luego, hasta cuándo vas a estar de azul? Diablos, qué complicado, mejor te hubieras pintado la cara o puesto una peluca, no? Porque éso de andarte echando a perdar la choya como que no... si no, dímelo a mí, que tengo pelo de estropajo ya con tantos tintes...

Gran Fornicador said...

Ash, fuiste a mi estadio y no me fuiste a visitar? no tienes perdón de dios...

Pater Noster said...

Ahuevo!

a toda madre con las reseñas y la demencia de decolorar las greñas

stay puma!!!

Darth Tater said...

ejem... Vampi, ahora que juegan los Pumas en el estadio azul temo decirte que ¡tendràs que cambiarte el color del pelo! Pienso que sería más práctico que fueras con un Simba de peluche o algo así más ad hoc, no?

Lechus said...

Esteeeeeee... sí, arriba mis diablos chingaooo!